Bioplásticos


Paseando por la red, me encontré esto…

Una alternativa ecológica a los plásticos convencionales con múltiples ventajas para las personas y el medio ambiente

Envases biodegradables para los alimentos del supermercado, CDs ecológicos, juguetes naturales o incluso tornillos para cirugía de huesos. Son algunas de las aplicaciones actuales de los denominados bioplásticos. Una nueva generación de plásticos ecológicos está peleando por hacerse un hueco en el mercado y evitar así los graves problemas medioambientales que los plásticos convencionales provocan en forma de toneladas de residuos y emisiones de gases de efecto invernadero.

¿Qué son los bioplásticos?

Los materiales plásticos son la base de la mayoría de los productos de consumo habituales. Una vez que dejan de ser útiles, estos materiales se convierten en residuos permanentes difíciles de eliminar del medio ambiente. Al no ser biodegradables, acaban amontonándose en los vertederos, puesto que la capacidad de reciclaje es todavía bastante reducida. Además, los plásticos se producen a partir de combustibles fósiles, una fuente de energía contaminante, causante de las emisiones de gases de efecto invernadero, y no renovable ya que en pocos años sus reservas se habrán agotado. Según datos del Instituto Tecnológico del Plástico (Aimplas), en España se consumen cerca de 5 millones de toneladas de plástico anuales, de las que sólo se consiguen reciclar aproximadamente 700.000 toneladas, una cifra muy alejada de cubrir la totalidad de los desechos que se amontonan en los vertederos.

Los bioplásticos son fabricados a partir de recursos renovables de origen natural, como el almidón o la celulosa. Para crear un bioplástico, los científicos buscan estructuras químicas que permitan la degradación del material por microorganismos, como hongos y bacterias. Un ejemplo de bioplástico son los polihidroxialcanoatos (PHA), una familia de plásticos biodegradables de origen microbiológico doblemente ecológico, al ser biodegradables y originados por recursos renovables, que ya se están utilizando por ejemplo para fabricar tenedores de plástico y películas para embalaje, puesto que son resistentes al calor, a la grasa y al aceite.

Me reconforta avisar  que la marca de automóviles Mazda, va a introducir estos plásticos en la fabricación de sus coches, hacia el año 2013.

Estamos atravesando una etapa de concienciación global, y puede que el ser humano cambie el “chip” en cuanto a los productos, y a su fabricación. Uno de los más importantes culpables del calentamiento global, el automovil, va a tener que evolucionar. Quizás más pequeño, o más aerodinámico, o puede que encontremos esa ansiada fuente de energía que nos desate de las garras del “potingue negro”…

En fin… pedir a los estudiantes de diseño que mientras llegue ese día, tengan en cuenta materiales como los bióplásticos.

Manuel Ibáñez Arnal

Anuncios

2 Respuestas a “Bioplásticos

  1. Está chulo el post. Es importante que hayas hecho el comentario de que los diseñadores lo tenemos que tener en cuenta. También me parece genial la idea que a tenido Mazda de empezar a promover los bioplásticos sobre el 2013 en sus carrocerias, y también espero que se unan enseguida todas las demás marcas de automóviles.

  2. Muy acertado tu post Manuel. Te cuento que aqui en Argentina el diseño sustentable esta cobrando muchisima fuerza.

    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s